Vidrio de control solar

Cuando hablamos de ahorro energético, el control solar es un término clave ya que permite regular los sistemas de aire acondicionado y calefacción de manera óptima, mejorando así el aislamiento de los edificios y reduciendo las emisiones de dióxido de carbono.

El vidrio de control solar de las ventanas está diseñado para minimizar la ganancia de calor no deseada dentro de los edificios y ayudar a regular la luminosidad.

Por lo tanto está recomendado para zonas con temperaturas altas o donde la incidencia del sol en el interior de la vivienda es elevada y edificios donde la superficie de vidrio es grande.

¿Qué es el vidrio de control solar?

Los vidrios de control solar está fabricado de materiales especiales que se colocan en una de las caras del cristal y le dan doble funcionalidad: permiten que la luz solar pase a través del vidrio e impiden que el calor entre en tu casa reflejando o irradiando gran parte hacia el exterior.

vidrio de control solar

Por lo tanto, este tipo de cristales para ventanas consiguen que el espacio esté iluminado y a la vez lo mantiene n verano más fresco que con un cristal convencional.

Podemos distinguir dos tipos tipos de vidrios para controlar la radiacción solar:

Vidrio absorbente

Se trata de un cristal coloreado de óxidos metálicos (azul, gris, verde, etc.) que absorbe parte de la energía del sol antes de emitirla hacia el interior o hacia el exterior.

Para que sea más eficaz, hay que instalarlo lo más cerca posible del exterior de la fachada y dependiendo del color y del espesor del vidrio, la eficacia varía.

El vidrio absorbente se utiliza cada vez menos para el control solar en ventanas, ya existen técnicas con capas más modernas que permiten fabricar cristales de alto rendimiento.

Vidrio con capa

Se trata de un cristal fabricado con unas capas que reflejan parte de la luz incidente. Las capas pueden ser pirolíticas o aplicadas al vacío.

Dependiendo de las condiciones medioambientales y estéticas del espacio, se utilizarán capas con diferentes niveles de transmisión luminosa, factor solar y color.

También te puede interesar

Características de los vidrios de control solar

Un vidrio de control solar se define dentro de los siguientes parámetros o propiedades:

  • Reflectancia: la proporción de radiación que se refleja de nuevo en la atmósfera.
  • Transmitancia directa: la proporción de la radiación solar transmitida directamente a través del cristal de la ventana.
  • Absortancia: la proporción de radiación absorbida por el cristal.
  • Transmitancia total: la proporción de radiación transmitida a través del cristal por todos los medios. Este se compone de la transmitancia directa y aquello que es absorbido por el vidrio y reirradiado hacia el interior.

Elección del vidrio solar adecuado

Dada la gran variedad de edificios, de condiciones climáticas (calor, frío) y de niveles de exposición a la luz solar durante el año, la elección de cristal debe ser la correcta para garantizar:

  • Máxima comodidad en el interior del edificio.
  • Mejorar el aislamiento y minimizar el consumo de energía.
  • Garantizar la seguridad.
  • Proporcionar las cualidades ópticas y estéticas que se necesiten.

Este tipo de vidrios impide que en verano entre gran cantidad de rayos por la ventana pudiendo regular de esta manera el aire acondicionado de forma más eficiente. La desventaja es que en invierno, esos rayos de sol no entrarán con la misma fuerza impidiendo calentar la vivienda.

Combinando un vidrio bajo emisivo con un vidrio de control solar puede que solucione tu caso concreto. Es importante por lo tanto, cuando vayas a comprar ventanas, asesorarte bien y explicar tu caso.

La ciencia no es exacta y no hay unas tablas fijas para elegir “sólo bajo emisivo”, “sólo control solar”, o ambos ya que tus necesidades son las que lo determinan. Déjate guiar por tu comercio local.

Deja un comentario