Ventana corredera de aluminio

Elegir la forma de apertura de las ventanas en una vivienda no es un tema secundario, ya que afectará a la comodidad de las tareas que llevas a cabo en tu hogar. Hoy vamos a ver las ventanas correderas de aluminio, uno de los sistemas más demandados e instalados a lo largo de los años.

Para más información, en el siguiente enlace puedes conocer otros tipos de ventanas, según forma de apertura y materiales.

Precio de ventanas correderas de aluminio

¿Qué es una ventana corredera?

Es aquella que está compuesta por dos o más hojas que se desplazan sobre un carril quedando la hoja cuando se abre superpuesta o paralela a la adyacente.

Mecanismo ventanas correderas

Existen dos formas de apertura para las ventanas correderas de aluminio:

  • Corredera horizontal: es la más común y la que encuentras en la mayoría de casas. Para abrir la ventana, el sistema de la hoja actúa horizontalmente, de derecha a izquierda o viceversa. Se instalan tanto en ventanas tradicionales como en accesos a terrazas o porches.
  • Corredera vertical: también conocida como ventana de guillotina, es el mimo mecanismo que el anterior pero las hojas se desplazan de arriba a abajo o viceversa.

Características de una ventana corredera de aluminio

Por si tienes dudas respecto a esta forma de abrir ventanas, vamos ver los aspectos más importantes de ellas para que puedas comparar y tomar la decisión adecuada.

Ventajas

  • Espacio: la mayoría de personas eligen este tipo de ventana por que su apertura no ocupa espacio. Por lo tanto son adecuadas para habitaciones pequeñas o para sitios en los que se va a colocar objetos de decoración cerca de la ventana y abrirla no tiene que ser un impedimento.
  • Comodidad: las hojas de las ventanas correderas no son un estorbo cuando se abren como ocurre con las practicables.

Nos gustaría aportar alguna más, pero básicamente destacan poco respecto a otros mecanismos mucho más versátiles.

Inconvenientes

  • Aislamiento: las juntas que cierran las hojas de la ventana corredera están formadas por escobillas y como consecuencia el cierre no es hermético. Por lo tanto, los valores de aislamiento (térmico y acústico) y estanqueidad obtienen peores resultados que las oscilobatientes.
  • Seguridad: no son las más adecuadas si tienes niños pequeños ya que cuando abres para ventilar el hueco es lo suficientemente grande como para que se cuele una persona provocando un accidente.

    Como solución existen topes que se colocan en el carril y limitan su apertura.
  • Mantenimiento: resulta complicado limpiar el cristal exterior una ventana corredera de aluminio, incluso llega a ser peligroso por que es necesario sacar parte del cuerpo para llegar a toda la superficie.

    Hay personas que optan por desmontar la hoja para evitar riesgos.

También te puede interesar

Deja un comentario