Suelos laminados para cocinas y baños

Seguramente ya has decidido cambiar el suelo de tu casa por uno nuevo, los suelos laminados son una buena opción, hoy en día están de moda por su versatilidad, practicidad y por supuesto precio.

Lo ideal es poner el mismo pavimento en toda la casa para evitar suelos discontínuos que rompan la estética originados por la instalación de distintos materiales, y ahí es donde surgen las dudas y miedos ¿son aptos los suelos laminados para cocinas y baños?.

Está claro que el baño y la cocina son lugares donde hay mucho movimiento con riesgo de fugas, humedades contínuas y caída de objetos.

La madera no se lleva bien con este tipo de problemas, así que complicado si no buscamos una solución alternativa o quizás los fabricantes actuales ofrecen productos aptos para estas estancias… ¿qué hacemos?

Causas del deterioro de un suelo laminado

El gran problema inicial del que se parte es que un laminado está compuesto principalmente de fibras de madera, en concreto MDF o HDF, es decir tableros aglomerados de densidad media y alta respectivamente que absorben son mucha facilidad la humedad y el agua y son débiles ante los golpes.

Antes de ver soluciones, vamos a ver las posibles causas que pueden deteriorar el suelo laminado de baños y cocinas por separado. Valóralas y elige para tu caso cocreto una de las opciones que vamos a dar más adelante.
suelos laminados para cocinas

Laminado para cocinas

  • Escape de agua en tuberías, lavadora, lavavajillas: poco frecuente
  • Derrame de líquido por descuido, se cae un vaso o cubo de agua: poco frecuente.
  • Caída de objetos pesados (sartenes, cazuelas, etc) aceite caliente y rozaduras de mesas/sillas: frecuente.
  • Fregado de suelo: muy frecuente.

Laminado para baños

suelos laminados para baños

  • Escape de agua en tuberías y desagues: poco frecuente.
  • Caída de objetos pesados: poco precuente.
  • Derrame de líguido, se cae agua del lavabo o mojas el suelo al salir de la bañera: muy frecuente.
  • Humedad del vapor de la ducha, bañera: muy frecuente.
  • Fregado de suelo: muy frecuente.

Como puedes comprobar el mayor peligro para suelos de baño es la humedad y el agua y para suelos de cocina los golpes contundentes y los rayones, por lo tanto tienes que buscar un suelo que proteja estas dos casuísticas.

Suelos laminados para cocinas y baños: Existen soluciones

A pesar de los numerosos problemas que pueden estropear el suelo de una casa y especialmente en zonas de mucho tránsito y ajetreo como son la cocina y baño, es importante vivir sin miedos y tomar una decisión sin arrepentirse posteriormente.

A pesar de las diversas opiniones que encontrarás, como ayuda es necesario que conozcas los productos existentes en el mercado que puedan garantizar tu tranquilidad, así que vamos a verlos:

Para impactos y rayaduras

No queremos extendernos mucho en este apartado ya que lo puedes consultar en el artículo guía de compra de suelos laminados, pero implica que el suelo sea de calidad en dos factores fundamentales:

  1. La abrasión: la determina el parámetro AC. Si quieres el mejor suelo laminado para cocinas y baños que sea AC4 o AC5, cuanto mayor el número mejor.
  2. La resistencia al impacto: la marca el valor IC. En los comercios no suelen detallarlo en las especificaciones, así que es probable que lo tengas que preguntar. Un valor IC3 o IC4 es garantía de calidad.

Para humedades y derrame de líquidos

  1. Suelos laminados hidrófugos: existen suelos laminados especiales para cocinas y baños que tienen la protección adecuada para la humedad tanto en los tableros como en las juntas de unión.

    Es la mejor solución de todas y tienen garantía, por lo que no tienes que preocuparte, eso sí el precio es más alto. El modelo Quick-Step Impressive es un ejemplo de este tipo de suelos.
  2. Aplicar sellador acrílico: otra opción es comprar laminados para baños y cocinas normales y aunque no sean hidrófugos puedes poner sellador acrílico que repela el agua en las zonas más vulnerables (juntas de unión y perímetro).

    Quickguard es un producto sellador específico para ello, lo puedes encontrar en Leroy Merlin por unos 8€.
  3. Comprar otro producto parecido: si las soluciones anteriores no te convencen del todo puedes poner suelo vinílico, que es otro tipo de suelo sintético pero sin base de madera, por lo que no vas a tener los problemas mencionados.

    Al igual que en los laminados tienes infinidad de modelos e imitaciones a madera.
    1. También te puede interesar

Deja un comentario