Escaleras extensibles

Las razones por las que necesitas escaleras extensibles son al menos tan numerosas como los peldaños de la escalera en sí. Limpiar canalones, recuperar un juguete del tejado, bajar un gato de un árbol, limpiar las ventanas del segundo piso, pintar la fachada, son sólo algunas de las tareas que se pueden llevar a cabo.

Cuando pienses comprar una, hay una serie de cosas a tener en cuenta. Cualquier escalera, desde las de cuatro peldaños a los modelos más grandes de tres secciones, están fabricadas de aluminio, fibra de vidrio o madera.

Cada uno de los materiales de escaleras extensibles tienen sus propias ventajas, y decidir cuál es la mejor para ti requiere conocer los beneficios de cada material.

Tipos de escaleras extensibles

Hay tres tipos básicos de escaleras de extensión, cada una con sus propias ventajas. Seleccionar la correcta es cuestión de conocer las características de cada una de ellas y aplicarlas a tu caso concreto.

  • Convencional: es el modelo más popular, se compone de dos o tres secciones que se extienden hasta alcanzar la longitud máxima de la escalera. Están diseñadas para ser utilizadas en una superficie plana.
  • Autonivelante: las patas se pueden extender o retraer para dar soporte a superficies irregulares. Este tipo de escaleras extensibles son ideales si normalmente trabajas en ambientes con superficies que están a distinto nivel como son los peldaños y rampas.
  • Articuladas: se extienden o pliegan mediante el movimiento y bloqueo de secciones articuladas.
  • La característica más versátil es su capacidad de poder utilizar la escalera no solo en vertical sino generando formas, como un puente para andamios o una sección vertical seguido por una sección horizontal.

Lo más importante de una escalera extensible

La mejores escaleras extensibles de aluminio son aquellas que te permiten llevar a cabo diversos trabajos con seguridad y eficiencia. Su decisión acerca de cómo comprar una debe basarse en una comprensión clara de cómo cada función afecta al rendimiento.

partes escaleras extensibles

  • Altura: es importante seleccionar un tamaño de escalera que sea lo suficientemente larga para alcanzar el punto más alto de trabajo a la vez que mantienes un punto de apoyo seguro y un lugar donde agarrarse.
  • La base: deben tener almohadillas de goma antideslizantes y deben girar libremente para dar cabida a una amplia variedad de ángulos. Una base acampanada (patas adicionales más anchas que el resto de la escalera) ofrecen una plataforma más estable.
  • Ajustes y bloqueos: la manera en que cada sección se desliza o se mueve arriba y abajo se conoce como ajuste. Es importante buscar una escalera que tenga ajustes con los que te sientas cómodo.

    También es aconsejable comprobar el bloqueo o mecanismo de enganche que sujeta las secciones para estar seguros de que son sólidos y seguros.
  • Peldaños: los escalones de una escalera debe ser antideslizantes y tener un tamaño adecuado para tus pies.

También te puede interesar

Precios de escaleras extensibles

escalera 2 tramosEscalera extensible aluminio 2 tramos (7+7 peldaños)

escalera extensible tijera 3 tramosEscalera extensible 3 tramos (8+8+8 peldaños)

escalera extensible andamio Escalera extensible andamio, plataforma trabajo

Deja un comentario