Cómo pintar ventanas de aluminio

Muchas personas preguntan ¿cómo pintar ventanas de aluminio? ¿se pueden pintar? la respuesta es si, puedes restaurarlas o cambiarlas de color, aunque si quieres que el resultado sea óptimo tienes que hacerlo de la forma correcta, si dudas mejor contrata a un profesional.

El proceso se puede dividir en una serie de pasos en los que distinguimos dos etapas diferenciadas: La preparación de la superficie y la aplicación de la pintura. Vamos a ver el detalle.

Etapa 1: Preparar la superficie

El tiempo de preparación que se necesita para pintar una ventana de aluminio depende principalmente del tipo y la condición del material original. La pintura de la ventana de viene de fábrica es muy dura, ha pasado por un proceso de secado al horno y por lo tanto lo normal es que esté muy adherida.

pintar ventanas de aluminio

Sin embargo puede que tengas una ventana de aluminio muy vieja cuya pintura esté descascarillada e incluso la puedas levantar o rascar en parte con los dedos.

En este caso te va a llevar mucho más tiempo la preparación que si la superficie está en buen estado, ya que para que quede bien tendrás que eliminar toda la pintura.

Si las ventanas están pintadas de aluminio anodizado la preparación lleva más tiempo que en otras superficies, ya que necesitan una abrasión mecánica bastante fuerte o al menos lo suficiente como para que la pintura se adhiera.

Limpiar la ventana

Asegúrate de que toda la superficie esté limpia y libre de suciedad. La grasa y la mugre son enemigos número uno en el proceso de pintar ventanas de aluminio, ya que si la superficie está sucia se reduce la adherencia de la pintura.

Pasa los perfiles exteriores e interiores con una esponja mojada en agua y jabón (utiliza un jabón sin sal) y finalmente elimina el exceso de jabón con agua limpia.

Lijar la superficie de aluminio

Este paso es muy importante, tiene que hacerse de forma correcta para que no se levante la pintura y se adhiera correctamente a la ventana de aluminio. Ten en cuenta que es un trabajo monótono y tedioso ya que tiene que hacerse a mano en aquellos espacios donde una lijadora mecánica no llega.

  • Pintura en perfectas condiciones: con lana de acero o un papel de lija de grano 240 es suficiente, especialmente si se ha limpiado y desengrasado previamente.
  • Pintura descascarillada: se recomienda utilizar un cepillo de acero o papel de lija de grano 120 para eliminar todas las imperfecciones.
  • Pintura anonizada: con una lija de grano 60 tendrás que aplicar una presión fuerte, así que te recomendamos que protejas tus dedos con cinta o guantes, especialmente si no estás acostumbrado a este tipo de trabajos. Una vez que hayas terminado, pasa la lija del 120 para que la superficie quede más fina.

Ya está casi listo para comenzar la parte más divertida que es pintar las ventanas de aluminio, pero antes limpia la superficie lijada con una toallita y un disolvente.

Etapa 2: Pintar ventanas de aluminio

Lo primero de este paso es comprar la pintura, las tienes en todos los colores. Puedes comprar un esmalte sintético (requiere que apliques previamente una imprimación) o un esmalte de poliuretano de dos componentes (esmalte de poliuretano + catalizador).

Con el poliuretano se consigue un acabado más duradero y de mayor calidad, que se asemeja mucho a un acabado de pintura en polvo, aunque es más difícil de aplicar.

Ahora tienes que elegir con qué vas a pintar, tienes dos opciones:

  • Rodillo y brocha: compra un rodillo de poro cero o espuma para garantizar que la aplicación de la pintura sobre la superficie de aluminio sea correcta. Extiende el esmalte todo lo que puedas y deja dos horas de secado entre mano y mano.
  • Pistola: recomendado si compras esmalte de poliuretano. No cargues mucho la pistola o la pintura se escurrirá por la ventana de aluminio y deja entre mano y mano deja una hora de secado.

Bueno, con los consejos que te hemos dado ya sabes cómo pintar ventanas de aluminio, esperamos que el resultado sea el que esperas. Suerte!!

También te puede interesar

Deja un comentario