Cómo limpiar suelos laminados

Una de las grandes ventajas de los suelos laminados es que son productos que se limpian fácilmente y prácticamente no requieren mantenimiento.

Se trata de un producto cuya superficie no es porosa y por lo tanto está protegido contra la absorción de líquidos (salvo en los cantos que es donde tienes que tener especial cuidado).

De aquí en adelante veremos cómo cuidar pisos laminados de la forma más sencilla posible y cuales son las cosas que tienes que evitar para no estropearlos.

Cómo limpiar suelos laminados sin cometer los errores típicos

Los suelos pueden añadir valor y una apariencia agradable a tu hogar pero para ello tienes que mantenerlos en unas condiciones óptimas. Vamos a ver los errores típicos que se cometen a la hora de limpiar suelos laminados sintéticos y cómo solucionarlos.

Consejos para limpiar suelo laminado

Para mantener limpio un suelo laminado se debe barrer o pasar la aspiradora con frecuencia y de vez en cuando fregarlo, sin embargo, estas acciones llevadas a cabo de manera inadecuada puede hacer más daño que la propia suciedad.

Vamos a ver cuales son las mejores opciones y pasos para llevarlo a cabo:

  1. Barrer el suelo: puede que suene extraño, pero la escoba tradicional no es la mejor opción para limpiar un suelo laminado ya que deja atrás demasiadas partículas que luego, al pasar la fregona, en el mejor de los casos se esparcen por todos los lados y en el peor raya la superficie.

    limpiar suelos laminadosAdemás las cerdas de la escoba son muy duras y por lo tanto perjudiciales para el suelo con el paso del tiempo.

    Para este caso lo mejor es utilizar una mopa de microfibra o algo mejor todavía, la aspiradora, así evitarás todos los problemas anteriores.
  2. Limpiar con aspiradora: asegúrete de utilizar el cepillo adecuado, uno girarorio es capaz de dañar el laminado con el tiempo, en este caso será peor el remedio que la enfermedad.

    Ten en cuenta que para la limpieza regular de la mayoría de las áreas del suelo laminado de tu casa es suficiente una mopa del polvo o una aspiradora, sin embargo para quitar suciedad incrustada o pegajosa necesitas utilizar una fregona o una mopa específica.
  3. Fregar suelo laminado: la fregona se usa normalmente para limpiar un suelo muy sucio o cuando quieres hacer limpieza en profundidad. Para esto se necesita agua.

    fregar suelo laminadoEl problema con los suelos laminados cuando no tienen la protección adecuada es que el exceso de agua se puede filtrar en los perfiles de los tablones causando su inflamación y produciendo un daño irreversible al pavimento.

    Para este problema te damos tres soluciones:

    • Usar un trapo húmedo y una botella de pulverización si sólo alguna zona concreta tiene suciedad incrustada o pegajosa, marcas de huellas, etc.
    • Una fregona bien escurrida si quieres limpiar todo el suelo. Son bastante eficaces para este caso las fregonas giratorias.
    • Una mopa a vapor eléctrica en vez de la fregona. Es un electrodoméstico nuevo en casa que tiene un coste, pero es la mejor forma de sacar brillo al suelo laminado.

Productos de limpieza para suelos

Lo primero que tienes que saber es que de forma general no tienes que aplicar ningún producto para limpiar suelos laminados. Normalmente todo lo que necesita para que esté bien mantenido es eliminar el polvo y/o un fregado con un poco de agua.

¿Qué pasa entonces si hay manchas? en estos casos sí será necesario que utilices un limpiador en la zona afectada.

El producto que uses dependerá del tipo de mancha, pero hablando de forma genérica puedes usar alcohol o acetona para manchas de tinta, ceras, aceite, esmalte, etc.

Hay fabricantes como Pergo o Quick step que tienen sus propios productos.

Asegúrate de seguir las instrucciones que vienen en el recipiente, se tiende a pensar que cuanto más líquido eches mejor para la limpieza, pero no es cierto.

Ten en cuenta que muchos productos de limpieza son abrasivos, y por su mal uso pueden llegar a quitar el lustre del suelo, esto se produce especialmente cuando se utilizan en exceso.

Los siguientes productos no son adecuados para la limpieza de suelos laminados:

  • Estropajos, nanas o cualquier abrasivo que pueda deteriorar la superficie del suelo al frotar para quitar la mancha.
  • Las ceras y jabones crean una capa y rayas opacas en el laminado que una vez secas cuesta eliminar y dan la sensación de suciedad. No hace falta que eches en el agua detergentes, vinagre o cualquier otra cosa que se te ocurra, no es necesario.
  • La Lejía y disolventes pueden deteriorar el color del suelo con el tiempo.

Mantenimiento de pisos laminados

Para que tu suelo se mantenga impoluto a lo largo de los años tienes que seguir unas pautas muy sencillas:

  • Tipo de textura: en un suelo laminado mate la suciedad suele adherirse con más facilidad por lo tanto se recomienda limpiarlo con más regularidad.

    Para texturas satinadas después de fregar se recomienda pasar una mopa seca ya que el agua deja marcas visibles.
  • Muebles: protege el suelo de las ruedas y patas de las sillas y mesas pegando en la base almohadillas de fieltro.
  • Puerta de entrada: coloca una alfombrilla en la puerta de casa para que puedas limpiar la arena y gravilla que se queda en la suela de los zapatos.

Bueno ya tienes en mente todas las técnicas para limpiar suelos laminados, ya sólo queda ponerlas en práctica!

Deja un comentario