Cómo elegir burletes para puertas

Los espacios que quedan entre el suelo y las puertas y los malos ajustes con los perfiles son las causas principales de que el frío y las corrientes de aire se cuelen en nuestra casa provocando inconvenientes que afectan al bienestar familiar.

¿Cuál es la solución? la más inmediata es colocar burletes para puertas.

La otra es cambiarlas. Esta última opción es demasiado drástica y no siempre necesaria, así que vamos a contaros cómo solucionar el problema con aislante para puertas.

Primero identificar el problema

Los burletes de goma para puertas pueden ser de distintos materiales y tipos de sujeción. En función de las características físicas de la puerta y del tipo de problema que tengas tendrás que poner unos u otros.

Esto quiere decir que los burletes para puertas de garaje y de entrada no tienen por qué requerir la misma solución. Eso sí, como es un producto de bajo coste te recomendamos comprar uno de calidad, a largo plazo te saldrá más barato.

Vamos a clasificar el problema en dos tipos. Primero, los originados en las jambas y marcos de las puertas por deformaciones o mal ajuste de las mismas. Segundo, los originados en el bajo de la puerta, es decir, el hueco que queda entre el suelo y la puerta.

Burletes para puertas con malos ajustes

Si la puerta no ajusta bien tendrás los problemas de los que venimos hablando. Es fácil de resolver y la solución es la misma que se aplica con burletes para ventanas, colocar el material en las jambas o marcos de las puertas.

burletes para puertas

Los tipos de burletes para puertas que vas a encontrar en las tiendas son de estos materiales:

  • Espuma: Material elástico y maleable que se recomienda para espacios pequeños, de 1 a 5 mm. Es adecuado para puertas abatibles ya que cuando se cierran se aplica menos fuerza que en las correderas. Tienen una vida aproximada de 5 años.
  • Caucho: adecuado para exteriores cuando los huecos son medianos y grandes de 2 a 5 mm. Tienen más resistencia que los de espuma y son aptos para ventanas correderas y abatibles pesadas. Pueden durar de 4 a 8 años.
  • Silicona: es el mejor producto de todos, resiste mejor que la espuma y el caucho las inclemencias meteorológicas y la fricción continua de abrir y cerrar. Además es muy resistente, flexible e impermeable. Adecuado para huecos grandes, de 1 a 7 mm. La duración del material es de unos 15 años.
  • Cepillo: los burletes de cepillo se pegan al carril interior de la puerta logrando un sellado consistente. Tienen un vida útil de hasta 2 años.

¿Dónde comprar burletes aislantes?. En Amazon encontrarás buenos precios.

burletes tesa puertasBurletes tesa para puertas

burletes doblesBurletes doble rollo

burletes decorativosBurletes decorativos

Burletes bajo puerta

Si el problema que tienes se produce en el bajo de la puerta, el burlete que tienes que poner difiere a los del apartado anterior. En este caso se trata de un listón de aluminio, madera o PVC al que se le añade una junta de material aislante que suele ser de nailon o caucho.

La goma aislante bajo puerta es lo que va a estar en contacto con el suelo y lo que va a sufrir más desgaste.

Los de nailon son más indicados para interiores y para suelos que tienen alfombra o moqueta, la desventaja es que al abrir y cerrar acaba acumulando suciedad y pelusas que tendrás que limpiar regularmente.

Sin embargo los de caucho son aptos para todo tipo de sitios, incluso son buenos aislantes del agua y no rayan la superficie del suelo.

Burletes de goma que se fijan a la puerta

En este caso el burlete de puerta se coloca en la parte inferior de tal forma que tape el hueco existente con el suelo. Hay tres sistemas:
burlete fijado puerta

  • Basculante: El listón tiene que atornillarse a la puerta, lo cual ya es un engorro por que tienes que hacer agujeros, pero es el que más resistencia ofrece al abrir y cerrar.
  • Autoadhesivos: la instalación de los burletes adhesivos es muy sencilla, sólo hay que quitar la tira y pegar a la puerta, tiene el inconveniente de que se puede despegar.
  • Doble rollo: esta solución podemos decir que es temporal, de quita y pon para momentos puntuales ya que no es muy estético. Consiste en colocar en el hueco dos rollos esponjosos situados a ambos lados de la puerta que hacen de barrera para el aire y humedad.

Burletes que se fijan al suelo

Este tipo de burletes para puertas son la solución perfecta para aquellos casos en los que el hueco es demasiado grande como para instalar los que hemos comentado en el apartado anterior.
burlete fijado suelo
Un caso típico son las puertas de entrada a una vivienda. Normalmente cuando la compras te instalan en el suelo un perfil de madera, metal, plástico o piedra justo debajo de la puerta que ajusta el umbral para que no se produzcan pérdidas de energía o corrientes.

Si el perfil no es suficiente o ni siquiera tiene, te puedes plantear comprar burletes para puertas de entrada. Es fácil de instalar, va atornillado al suelo. Ten en cuenta que el burlete no es móvil, es decir, queda sellada la puerta cuando está cerrada como es lógico.

Deja un comentario