Aislamiento acústico de ventanas

Se define el aislamiento acústico de una ventana como la capacidad que tiene ésta de frenar el ruido procedente del exterior. Se mide en decibelios (dB) a través del parámetro R, que mide la diferencia de ruido entre el exterior y el interior de la vivienda.

Disponer hoy en día de un buen aislamiento acústico en ventanas es clave para que cuando llegues a casa tengas todos los elementos de confort que te permitan descansar y disfrutar de un hogar tranquilo.

Esto es especialmente importante si vives en una zona cercana al aeropuerto o autopista, en carreteras muy transitadas, en zonas de bares, etc. donde el ruido puede llegar a ser tan molesto y contínuo que te llegue a causar situaciones de estrés y finalmente incluso pueda perjudicar tu salud a largo plazo.

Son razones para combatirlo ¿no?. Para hacernos una idea de los niveles de ruidos que nos rodean te mostramos una tabla comparativa:
Aislamiento acústico de ventanas

Materiales que influyen en el aislamiento acústico

Las ventanas son normalmente el elemento más débil de una fachada, al ocupar normalmente entre el 30% y 40% de ésta, y por lo tanto donde más podemos actuar para conseguir atenuar el ruido desde el punto de vista del propietario de una vivienda.

Para ir desgranando los conceptos, apuntar que el sonido se transmite a través de las ventanas principalmente de dos formas:
Aislamiento acústico

  • Difracción: el sonido al incidir sobre los huecos de separación hace que vibren, transmitiendo el ruido al interior de la vivienda.
  • Filtración: el ruido se cuela a través de cualquier mínimo espacio, orificio, abertura o junta de la ventana.

Para evitarlo es indispensable que la ventana tenga una baja permeabilidad al aire (se define como la cantidad de aire que pasa por presión a través de una ventana).

Cuando vayas a comprar ten en cuenta los siguientes factores, son fundamentales para el aislamiento acústico de ventanas y son el quid para conseguir una baja permeabilidad:

1. Elección de vidrio

El vidrio es el elemento más importante de todos los parámetros que conforman una ventana para tener un buen aislamiento acústico.

El grosor del vidrio es determinante para conseguirlo, se recomienda un espesor de 6mm en uno de los cristales para obtener una protección mínima al ruido.

En doble acristalamiento, rellenar la cámara con gas argón mejora levemente la atenuación del ruido, pero no es determinante, afecta más al aislamiento térmico.

Si necesitas una proteción alta contra el ruido, son aconsejables los cristales laminados de dos hojas que intercalan entre ellas una o más láminas de polivinilo butiral (PVB) de 1 mm ofreciendo el aislamiento acústico de ventanas perfecto. El espesor recomendado es 4+4-12-6.

2. Calidad de los perfiles

La calidad de los perfiles es otro de los elementos a sopesar si necesitas en tu vivienda aislamiento acústico de ventanas óptimo. Elige perfiles de marcas reconocidas en el mercado para asegurar que la permeabilidad del aire sea baja, de lo contrario tanto el ruido como el aire se filtrará sin remedio.

En cuanto a los tipos de ventanas y más concretamente el material de los perfiles, el PVC es el que mejor atenúa el ruido, por encima del aluminio y la madera.

3. Forma de apertura de la ventana

Aunque parezca un requisito que no tiene mucha importancia, el aislamiento acústico que ofrece un sistema practicable (en sus distintas formas de apertura) es mayor que en ventanas correderas.

Los ensayos realizados indican que son aconsejables para el aislamiento acústico de ventanas la forma de apertura practicable por que ofrecen un cierre hermético, manteniendo una impermeabilidad al aire baja, gracias a los sistemas de doble o triple junta.

4. Cajón de la persiana

Después de elegir unos buenos cristales y perfiles, no te olvides del cajón de la persiana!!, es tan importante como el resto de elementos.

Es recomendable que el cajón esté reforzado con material acústico absorbente en el interior y sellarlo correctamente para aumentar el aislamiento.

Aislamiento acústico para ventanas caseros

Cuando no quieres cambiar las ventanas de casa y tienes problemas con el aislamiento acústico las opciones que tienes son muy limitadas.

  • Instalar doble ventana: hace años cuando las ventanas eran de peor calidad era habitual instalar este sistema, que no es mas que colocar dos ventanas, una delante de la otra.

    Probablemente sea la mejor solución al problema acústico sin obra, pero tienes que tener hueco suficiente para poder colocarlas.
  • Burletes: el aislamiento acústico en ventanas correderas se soluciona parcialmente instalando burletes. Es la solución más barata, pero también la menos efectiva.

    Otra solución que puedes llevar a cabo por tu cuenta es colocar espuma aislante en el cajón de la persiana, como hemos comentado es uno de los lugares que suele estar menos protegido.

Conclusiones del aislamiento acústico de ventanas

No te vuelvas loco con los parámetros térmicos y acústicos a la hora de adquirir unas ventanas, lo primero déjate guiar por los profesionales de los comercios de tu zona, y lo segundo, ajústate a tus necesidades, busca un término medio de todos los parámetros que hemos descrito previamente.

El aislamiento no sólo depende de las ventanas que estás instalando, también depende de las características físicas de la construcción del edificio, especialmente las paredes de la fachada y cómo están aisladas.

Al menos, cuando vayas a la tienda a informarte o a comprar unas ventanas nuevas por que tienes problemas de ruidos ya sabes que:

  • El vidrio tiene que ser laminado intercalando PVB o que tenga un grosor mínimo de 6mm.
  • Los perfiles tienen que ser de marcas reconocidas y que el PVC ofrece mejor rendimiento acústico.
  • Las ventanas practicables son mejor acústicamente que las correderas.
  • El cajón de la persiana tiene que estar reforzado con material acústico absorbente.

Deja un comentario